10-04-2012 - Reforma de apartamento en Valencia

... la misma luz.

Siendo la misma casa, es un espacio distinto. Los mismos elementos, pero dispuestos en diferente Orden. Esa es la gran y sutil diferencia. Las mismas condiciones de partida: la luz del sur, una gran plaza, un pequeño apartamento y un programa completo de vivienda. Pero, aún teniendo los mismos puntos de partida, el proyecto añade un principio fundamental en la intervención realizada: potenciar las cualidades existentes.

La orientación sur de la vivienda, junto al amplio espacio urbano al que se abre, provocan esas grandes aperturas de vidrio que iluminan toda la casa, al mismo tiempo que multiplican el espacio de ésta hacia el exterior.

El clima permite tratar las carpinterías exteriores de manera completamente practicable, lo que genera espacios interiores con las cualidades propias de las terrazas, que junto con los toldos de protección solar, dan como resultado la conjugación de elementos clásicos de la arquitectura mediterránea con los requerimientos propios de la vivienda contemporánea.

La misma superficie de la vivienda se presenta redefinida en sus espacios y en las relaciones que se establecen entre éstos. Los ámbitos más privados, con dimensiones más reducidas, se muestran acogedores, resguardados de la luz. Los espacios comunes, amplios y generosos en sus dimensiones, se relacionan mucho más abiertamente entre ellos, permitiendo no solo la visión del horizonte, sino también la visión fluida interior de la vivienda.


En Valencia, a 10 de abril de 2012

José Juan Oliva Martí.
Opta Arquitectura y Urbanismo.